18 de octubre 2020

Homilía de Samuele

Evangelio: Jn 9,1-12.35-41