Iglesia Cristiana Universal de la Nueva Jerusalén

 

31 de mayo 2020
Fiesta Solemne de Pentecostés
Santuario de la Divina Misericordia
Homilía de Samuele

24 de mayo 2020
Fiesta Solemne de la Ascensión
Santuario de la Divina Misericordia
Homilía de Samuele

19 de mayo 2020
Fiesta Solemne de la Cristiandad sanada

Santuario de la Divina Misericordia

Bendición y Indulgencia
del Pontífice Samuele

Homilía de Samuele
 

19 de Mayo de 1974 – 19 de Mayo de 2020 
46° aniversario de la curación milagrosa
de Maria Giuseppina Norcia

De la Libreta: “La Nueva Jerusalén, Tierra de Amor
Cuatro días después [por tanto el 19 de mayo], Jesús le aparece nuevamente, junto a la Virgen María y a una Santa, llamada Mesia (santa Mártir vivida al tiempo de la persecución de los primeros cristianos) y La cura de una enfermedad mortal de la cual la Mujer de Dios sufría“.

Del Cuento de Mons. E. Cardarelli (1909-1994)
Transcurridos pocos días, Jesús reapareció junto a la Virgen María y la mártir Santa Mesia (…) anunciándole a Giuseppina que la habría curado… como después ocurrió.
En esta circunstancia Jesús le dijo:

«Ves, a Mi nada es imposible.
Quien pide recibe,
quien ama será amado»“.

15 de mayo 2020
Fiesta solemne de Maria
de la Nueva Jerusalén
Santuario de la Divina Misericordia

 

Consagración al
Corazón Inmaculado de María

Homilía de Samuele
 

15 de Mayo de 1974 – 15 de Mayo de 2020 
46° aniversario de la aparición de Jesús,
de Maria y de San Michele

De la Libreta: “La Nueva Jerusalén, Tierra de Amor
El 15 de mayo de 1974, Ella acoge la voluntad del Padre, que Le se manifiesta en un momento de gran prueba y sufrimiento. Es éste el día de las Bodas con el Cielo. Le aparecen Jesús, la Virgen María y San Miguel Arcángel, que Le hablan largamente. La Mozuela de Dios, pronunciando Su “sí”, casa la voluntad del Padre, que en el Hijo Le preanuncia la Misión salvadora para la humanidad que Ella deberá cumplir“.

Del Cuento de Mons. E. Cardarelli (1909-1994)
El 15 de mayo a las 14:30, mientras se dedicaba a una más intensa oración, fue cubierta por una vivísima Luz, que invadió toda su habitación. Inmediatamente aparecieron al su lado: Jesús, La Virgen María y San Miguel Arcángel. Nunca fue fácil para Giuseppina expresar lo que sintió cuando se le apareció el Niño Jesús; ni tampoco le fue fácil repetir lo que sintió el día en el cual, después de una larga espera, Jesús, ya no como Niño, sino como adulto, regresó a ella para consolarla en su sufrimiento. La majestad del Señor era incomparable; su belleza extraordinaria. De Él emanaba un perfume de Paraíso; su pelo tenía un reflejo de oro. La Virgen, bellísima, vestida de blanco, con velo y cinturón de color celeste. A su lado estaba San Miguel Arcángel bajo la forma de adolescente, todo pureza, fuerza y esplendor. Los tres hablaron mucho, confortándola e instruyéndola sobre el modo de rezar y hacer rezar, y encomendándole una misión de salvación“.

Homilías
del Pontífice Samuele

31 de mayo 2020
Fiesta Solemne de Pentecostés

24 de mayo 2020
Fiesta Solemne de la Ascensión

19 de mayo 2020
Fiesta de la Cristiandad sanada

Bendiciones
del Pontífice Samuele

19 de mayo 2020
Fiesta de la Cristiandad sanada

15 de mayo 2020
Fiesta solemne de Maria
de la Nueva Jerusalén

1 de mayo 2020
Fiesta de inicio del Mes Mariano
y de San José Obrero

Meditaciones del día

Maria G. Norcia
La Mozuela de Dios
Santo Rosario: Misterios Gloriosos
(Audio Original)

 

 

 

 

Espiritualidad

 

“Volved al Padre para ser mondados y regenerados”

 

 

Actos de Magisterio

María G. Norcia

“Padre Nuestro”

“La Doctrina”

 

 

 

 

 

La Iglesia Cristiana Universal de la Nueva Jerusalén nace por voluntad del Padre.

De la Nueva Jerusalén, la Tierra de Amor elegida por el Padre por amor de Sus hijos, Dios Padre Omnipotente quiere reconducir todos a la esencia de la Vida, reconducir todos a la esencia de la Santidad, reconducir todos a la esencia de la unión entre Padre e Hijo, para comprender la filiación, vivirla, practicarla, para poder de esta manera llegar a contemplar Su Rostro de Padre Bueno y Misericordioso.

Con la Iglesia Cristiana Universal de la Nueva Jerusalén nuevamente recomienza todo lo que estaba en Su Pensamiento original: volver a donar al mundo lo que desde el principio ha sido generado por Su Corazón y ha bajado en medio de nosotros.